Delmorrazo.com
Conectate al Morrazo
Concellos
Indispensables
Donde ...
Guia

  EL TESTAMENTO HOLOGRAFO DE LA ULTIMA SEÑORA DEL PAZO DE PAXARIN ::
La claridad de ideas, hermosa caligrafía y ausencia de faltas ortográficas que afloran en su testamento hológrafo, demuestran que Dª Elvira Rubiños, además de disponer de una amplia cultura, estaba muy segura de si misma. Sus primeros párrafos fueron los siguientes:

En la parroquia de Tirán, partido judicial de Pontevedra, en mi casa habitación y en la que hoy temporalmente resido; siendo el día dieciocho del mes de julio de mil ochocientos noventa y siete y hora de once de la mañana: Yo Doña Eduardo Elvira García Rubiños de treinta y seis años de edad, casada, propietaria, hallándome en mi cabal juicio y siendo voluntad principal y expresa de ordenar mi última disposición á medio de este testamento cerrado lo dispongo conforme a las cláusulas siguientes: …

Ordena luego que su cadáver sea sepultado en un nicho del cementerio de Moaña, donde descansaban los restos de sus abuelos maternos, José Benito y Josefa y que dijeran por su alma 60 misas gregorianas y 200 rezadas, más otras 100 por sus padres.


Elvira García Rubiño.Foto tomada del libro “A familia Trelles de Galicia a Cuba”

En la siguiente cláusula dispone lo siguiente:

    Estoy casada con Adolfo Domínguez, farmacéutico y vecino de Vigo de cuyo matrimonio tengo por hijos legítimos en la fecha actual a Victoriano y Concepción, ambos menores de edad a los que instituyo por mis herederos en las dos terceras partes de mi herencia, mejorándolos por igual en el tercio que sucede de la legítima.

En la tercera se refiere a su situación matrimonial de la siguiente manera:

    Para cumplimentar lo que se consigna en los certificados 814 y 815 del Código Civil y únicamente en el caso de que mi marido el Don Adolfo Domínguez no se halle separado de mi por demanda de divorcio; le dejo el usufructo vitalicio de una parte de herencia, igual a la que corresponde por legítima parte de mis hijos, habidos y por haber. Esta cuota usufructuaria la deduciría del tercio de mejoras en que instituyo a mis hijos.

La constatación de que el matrimonio iba muy mal se muestra en esta cláusula del testamento en la que está señalada la posible demanda de divorcio que nunca tuvo lugar. A pesar de que Dª. Elvira vivía durante largas temporadas en su casa del barrio del Con y no dejaba de ir al pazo, oficialmente ambos cónyuges habitaban en su domicilio vigués.

 EL TESTAMENTO QUE ESCANDALIZO A LA SOCIEDAD MOAÑESA DEL SIGLO XIX ::

En los siguientes párrafos compendia Dª Elvira el cariño que le profesaba a Juan, el cual era totalmente correspondido, pues permaneció en estado de soltería mientras ella vivió, convirtiéndose de esta manera en una mujer avanzada a su tiempo y digna de figurar en la historia de Moaña como una de sus mujeres mas singulares.

La cuarta cláusula fue la que no esperaba su marido y que escandalizó a la sociedad moañesa de finales del siglo XIX, pues tenía que ver con la donación que Dª. Elvira hace de la tercera y última parte de su hacienda a su amado Juan. De esta manera lo escribió en la manda testamentaria:

    Instituyo por heredero legatario en el otro tercio restante de mi herencia de libre disposición a Don Juan Vázquez Conde, soltero, vecino de la parroquia de Tirán, Ayuntamiento de Moaña del partido judicial de Pontevedra.

    Que el tercio de herencia legada al Don Juan Vázquez Conde ha de constituir y contraerse precisamente en el lugar con la casa y fábrica de mi propiedad situada en el lugar del Con, parroquia de Tirán y en los terrenos contiguos que la rodean.

    Que lo que falte hasta el completo del tercio de libre disposición se le abonará y aplicará en las propiedades más cercanas a la casa y fábrica legada.

Juan Vázquez se casó seis años después de la muerte de su amada con su sobrina Marina Trilles Vázquez, 25 años más joven que él y con la que llegó a tener ocho hijos. En la actualidad vive en la casa del Con uno de sus nietos; en ella todavía sigue colgado el cuadro de la joven Dª. Elvira vestida con las galas de una hacendada dama que resaltan su gran belleza física.

Conocer la historia de las mujeres del Pazo de Paxarin desde el inicio >>

Autor del texto: Manuel Uxío García Barreiro
Publicado en Noviembre de 2011

Volver a TRIBUNA LIBRE >>

    Añade delmorrazo.com a favoritos   Añadir a favoritos         delmorrazo.com como página de inicio    Página de inicio           Imprimir esta web    Imprimir
       Agrega tu enlace a delmorrazo.com      Agregar link        Sobre la edición de este sitio    Edición        Contacta con nosotros    Contacta
delmorrazo.com © Todos los derechos reservados