Delmorrazo.com
Conectate al Morrazo
Concellos
Coordinadora pola defensa do litoral

Indispensables
Donde ...
Guia
Non a marea de cemento


  El paisaje es de todos ... Un manifiesto contra la especulación y el feismo ::
Un grupo de estudiantes gallegos ha iniciado una convocatoria usando la red de internet como soporte, para crear conciencia social entorno al problema del feismo y la construcción en España y dar a conocer su malestar ante lo que esta ocurriendo en la ciudad de Lugo en particular y en Galicia en general.

Un simple tabique de ladrillo con el lema " El paisaje es de todos" es la imagen gráfica de un manifiesto dirigido a políticos, arquitectos y constructores que se dió a conocer en una reunión de la Asociación de Empresarios Constructores de Lugo, con motivo de la construcción de dos torres de edificios en el Parque Rosalía de Castro.

Las cifras hablan por si solas: España consume más del 50% del cemento que se usa en Europa. Al año se construyen en España 800.000 viviendas, más que las que construye Francia, Alemania y Gran Bretaña juntas. En la actualidad sólo en las costas Gallegas hay proyectadas más de 600.000 nuevas viviendas. La mayoría de estas construcciones siguen modelos urbanísticos basados en la especulación y el turismo masificado, que no respetan el entorno ni el paisaje, destruyendo en muchos casos espacios naturales protegidos.

Para frenar este desastre, es necesario crear una conciencia social que presione a los políticos y autoridades a tomar medidas contra la especulación y el feismo.

AYUDA A COMBATIRLO CON LA DIFUSIÓN DE ESTE REPORTAJE.



  El manifiesto contra la especulación y el feismo ::
Queridos Sres. Políticos, Constructores y Arquitectos:

Somos un grupo de jóvenes que queremos expresar nuestra opinión la situación en la que se encuentra la construcción en esta ciudad y por extensión a toda Galicia.
Antes de empezar nos gustaría dejar claro que no pertenecemos a ningún partido político. Somos ciudadanos. Y es nuestra conciencia y ética como ciudadanos la que nos ha impulsado a venir aquí y expresar respetuosamente nuestra opinión para que pueda ser escuchada por ustedes, y si es posible, despertar también sus conciencias y su ética profesional.

Nadie niega la importancia de las empresas constructoras para favorecer el desarrollo de cualquier ciudad. El problema es cuando la construcción se convierte en el único motor económico de una ciudad o un país, como lleva pasando en Galicia en los últimos años. En ese momento, la especulación se convierte en la moneda de cambio, y lo que a corto plazo puede parecer riqueza y prosperidad es al poco desigualdad y pobreza. Los precios de la vivienda aumentan desproporcionadamente y al no haberse impulsado industrias alternativas ni fomentar la investigación, los jóvenes no tenemos otra alternativa que irnos fuera para desarrollar nuestra profesión.

Todos sabemos que la construcción ahora mismo maneja mucho dinero, y si alguien nos preguntara ¿cuánto? diríamos que la cantidad suficiente para adormecer las conciencias de ciudadanos responsables. Los escándalos que salen en los medios de comunicación no son mas que la punta del iceberg de todos los casos que cada uno de nosotros conoce. Basta con salir a la calle y pasear por nuestra ciudad para ver cientos edificios que no cumplen ni respetan las alturas con los edificios colindantes, parques de cemento, recalificaciones de terrenos que permiten hasta 10 alturas donde antes había casas unifamiliares, o moles con tejados enormes que ocultan más viviendas de las permitidas. Mientras tanto las casas y edificios antiguos, que forman parte de nuestra historia, ya no esperan a ser restaurados, sino que son demolidos sistemáticamente para construir nuevos edificios de dudoso criterio estético. La estética de los nuevos ricos, de los mármoles brillantes, dorados, columnas góticas y lujo ostentoso es la norma.

El caso de la construcción de las torres en el parque de Rosalía, uno de los espacios más hermosos de Lugo, es el último de los motivos que nos ha traído hasta aquí. Nos debería hacer reflexionar hasta dónde estamos dispuestos a llegar para que unos pocos obtengan beneficios. No somos ingenuos y aunque sabemos que esa construcción o destrucción (según como se mire) es imparable, no queremos quedar indiferentes ante ese suceso que nos llena de tristeza, rabia, vergüenza e indignación. Es por eso por lo que nos gustaría recordarles algunas de sus obligaciones:

A los Sres. Políticos, que piensen más a medio plazo y en el futuro. Que impulsen la investigación y otras maneras de generar riqueza. Que acaben con el feísmo. Que creen modelos de planificación ordenados primando la calidad de vida frente a la especulación. Y que castiguen a quien no los cumpla.

A los Sres. Arquitectos que nos diseñen viviendas respetuosas con el entorno, con materiales que se integren en el paisaje y que acaben con el mal gusto y la estética de nuevo rico que nos rodea.

A los Sres. Constructores: que construyan con ética, que no sólo piensen en el dinero sino en el futuro que nos están dejando. Que se dejen asesorar por especialistas y que acepten las normas de planificación.

Hemos hecho un logotipo con un lema para repartir entre ustedes. Como ven es muy sencillo, es un muro de ladrillos en el que hemos escrito: El paisaje es de todos. Queremos dárselo como un recuerdo porque es lo que nos gustaría que recordaran en un futuro, que todos formamos parte de esta ciudad, y que la ciudad que estamos construyendo es nuestro legado. Respeten el paisaje, respeten la ciudad. Dennos calidad de vida, dennos un entorno del que disfrutar para que en un futuro no nos avergüence de donde venimos.

El paisaje es de todos / A paisaxe é de todos.

Muchas gracias por su atención.

Delmorrazo.com - Junio 2006

Volver a TRIBUNA LIBRE >>

    Añade delmorrazo.com a favoritos   Añadir a favoritos         delmorrazo.com como página de inicio    Página de inicio           Imprimir esta web    Imprimir esta web
       Agrega tu enlace a delmorrazo.com      Agregar link        Sobre la edición de este sitio    Edición        Contacta con nosotros    Contacta
delmorrazo.com © Todos los derechos reservados